Áridos y hormigones para su total satisfacción

Además de los servicios que ofrecemos en cuanto a construcción, brindamos a todos los clientes la venta de nuestros productos: áridos y hormigones de máxima calidad y siempre preparados para ser usados en cualquier fase de un proyecto.

Para proporcionar a todos los clientes un producto de máxima calidad, nuestros áridos no contienen silicatos o componentes de hierro inestables así como sulfuros oxidables. De esta forma, nos aseguramos que los clientes reciban un producto que ofrecerá los mejores resultados.

La calidad que tienen nuestros áridos es reconocida por muchas empresas, quienes apuestan por contar con ellos para sus proyectos. Pero en Construcciones Aridexa, S.L. no solo ofrecemos áridos sino que también ponemos a su disposición el hormigón, fabricado en nuestras plantas por personas especializadas y con formación suficiente. Esto nos permite brindarle un servicio de calidad en un sector en el que hay tanta competencia actualmente. Por eso, solamente ofrecemos productos y servicios basados en la excelencia.

Arido

La fabricación de áridos es la base y núcleo central de nuestra empresa desde su nacimiento. Contamos con un personal con gran experiencia en el sector apoyado por una maquinaria en constante renovación. Nuestra producción la realizamos tanto con equipos fijos como equipos móviles de tratamiento de áridos (machacadoras, molinos y clasificadoras), lo que nos permite explotar además de nuestra propia cantera,  trabajar en obras o instalaciones donde se requieran trabajos de trituración y/o clasificación de áridos o productos similares.

Producimos y comercializamos áridos para todo tipo de aplicaciones, en la construcción y la industria.Todos nuestros áridos incorporan el marcado CE tal y como establece la normativa vigente, lo que permite su exportación a cualquier país de la Unión Europea.


Hormigón

Se fabrica en nuestras instalaciones. Entre los elementos más imprescindibles que se usa en la construcción, debemos destacar la presencia e importancia del hormigón, un material elaborado a través de la mezcla de cal o cemento con grava, agua y arena. Al unirlas y dejarlas secar, se fragua, endureciéndose y consiguiendo una gran resistencia. Hablando en un lenguaje mucho más técnico, la creación del concreto implica la fusión de un aglomerante, agregados y agua, así como también puede contar con otros aditivos que cambien las características propias del producto.

Características del hormigón

Dependiendo de los materiales empleados para realizar la mezcla de hormigón, se verán potenciadas algunas características propias de este elemento. Sin embargo, podemos distinguir algunas características comunes:

  • Resistencia y durabilidad: utilizado en muchas construcciones, el hormigón está presente en puentes, edificios o carreteras, ya que es un elemento con gran resistencia, una característica que aumenta con el tiempo. De hecho, es capaz de incrementar su fuerza con el paso del tiempo, soportando la fuerza de desastres naturales y accidentes. Además, no se debilita con el moho o la humedad.
  • Bajo mantenimiento: es un material inerte, no poroso y compacto, por lo que no hay que hacer mucho esfuerzo en su mantenimiento y logra mantener sus propiedades claves durante mucho tiempo.
  • Resistencia al fuego: otra de las características principales del hormigón es su resistencia al fuego, siendo una gran opción de material a la hora de proteger de incendios a un edificio.
  • Versatilidad: como hemos mencionado anteriormente, el hormigón tiene presencia en multitud de edificios y grandes estructuras, por lo que es útil en muchos tipos de construcciones.
  • Masa térmica: no solo es un material muy resistente, sino que es capaz de poner barreras al calor, reteniendo mejor las temperaturas. De esta manera, los edificios necesitarían menos calor durante las temporadas de frío y menor cantidad de refrigeración durante los meses de verano. Esto implica no solo una mayor resistencia a las temperaturas, sino también supone un gran ahorro en energía.
  • Asequibilidad: el hormigón no es un material costoso, por lo tanto, es fácil justificar su uso en multitud de construcciones.
  • Reflexión de la luz: el hormigón posee el llamado efecto albedo, es decir, cuanto mayor es la cantidad de luz que se refleja en este material, menor es el calor que absorbe.
  • Producción y utilización local: al ser un elemento pesado, dificulta su traslado hasta la zona de la construcción. Por ello, siempre que se realiza la mezcla, la zona de producción no debe estar lejos de la zona de su empleo.